Uno de los sueños de un diseñador es ser capaz de contar historias a través de sus desfiles, conseguir transportar hacia escenas idílicas mientras se respira una dosis de inspiración, en este caso, nupcial. Un año más, el señorial Hotel Maria Cristina hacía realidad este sueño.

Flores, música, luces… Cada sutil pincelada convertía esta velada en una escena de ensueño digna de un extraordinario cuento de hadas. La soprano Elena Barbé y el tenor Xabier Anduaga fueron los encargados de poner la banda sonora a nuestro desfile en el evento ‘Aires de boda’ y de integrar a todos los participantes en la propia historia.

.
.
.
.
.
.
.

Espaldas descubiertas con vuelos y delicadas transparencias mientras la voz de los artistas entonaba maravillosas estrofas de ‘Hallelujah’ o ‘Time to say goodbye’ fueron algunas de las imágenes grabadas de la mágica velada.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Una noche cargada de romanticismo y dulzura y que un año más hizo posible algunas de mis ilusiones: inspirar y transportar a un ambiente de ensueño.
Mañana la segunda parte del desfile…