Esta mañana hemos participado en el emocionante homenaje a Juan Mari Arzak en el marco de San Sebastián Gastronomika. Este congreso, referente internacional de la vanguardia gastronómica, cumple 20 años de trayectoria. En su primera jornada ha entregado su Premio Homenaje al veterano maestro, incluyendo un reconocimiento que hemos realizado un grupo de creadores guipuzcoanos.

Para todos los creadores Juan Mari Arzak es un referente imprescindible; de evolución constante; de inconformismo, siempre buscando, siempre rompedor.

Esto nos ha inspirado a unirnos diez personas de diferentes ámbitos para brindarle un pequeño homenaje, que es como un grito que vence a la oscuridad creativa, a la monotonía, a la falta de ideas. Un grito rompedor, que suena al estruendo de los platos rotos. Un grito con las voces de Mikel Erentxun, La Oreja de Van Gogh, Judith Jáuregui, Bárbara Goenaga, Ainhoa Arteta, Oscar Terol, Nerea Garmendia, Patxi Zapirain, Edurne Pasaban e Isabel Zapardiez.

 

También nos ha inspirado para crear una chaqueta de cocinero Alta Costura; una versión by Isabel Zapardiez que mantiene la esencia funcional de la filipina tradicional pero personalizada con detalles singulares. Es de seda, reversible, más marinera, los botones están grabados…

Además, con trozos de platos rotos y firmados por cada uno de los participantes, y la toile de confección de la chaqueta hemos creado un cuadro, un testimonio duradero de nuestro agradecimiento.

 

homenaje a Arzak

En la parte de detrás del cuadro hay una dedicatoria que lo expresa:

Romper moldes, esquemas, platos… sin destrucción no hay evolución.

¡Gracias por tu ejemplo, Juan Mari!; ¡nuestra admiración, Sr. Arzak!

 

Y también nuestro agradecimiento a quienes lo han hecho posible: a Patio Espacio de Comunicación por ayudarnos a plasmar la idea y crear el video; a la organización de Gastronomika por acogerla y a todos los participantes por unirse con su grito.