La presentación de Cosmology en Bodega Otazu ha sido toda una fusión de contrastes. La blancura y la luz de Cosmology resaltando en un entorno sobrecogedor de quietud y oscuridad –la sala de barricas de la bodega- ha creado sensaciones mágicas, constituyendo una experiencia singular.

Cosmology Isabel Zapardiez

Enmarcadas en esa solemnidad, las propuestas de Cosmology han narrado su historia, remarcando la invitación a brillar con luz propia.

Cosmology Isabel Zapardiez

Cosmology es un universo en el que hay tantas mujeres como estrellas, dando cabida a una gran pluralidad de posibilidades: pantalones, falda pantalón, falda mini, falda recta, pliegues y grandes volúmenes…Destacan los hombros marcados y la vuelta de la hombrera para rescatar la cintura, incluyendo plumas y bordados sobre el hombro.

Cosmology Isabel Zapardiez

Cosmology Isabel Zapardiez

La variedad de texturas definen el abanico de opciones de Cosmology, creado a partir de seda y algodón en brocados, gasas bordadas y punto.

Cosmology Isabel Zapardiez

Los tocados de Cosmology dejan semioculto el rostro, mostrando solo lo que cada mujer desee. Nos trasladan a una estética espacial y al misterio del universo.

Cosmology Isabel Zapardiez

La experiencia se completó con el calor del público, que nos acogió con entusiasmo y con la perfecta organización de todos los detalles por parte del equipo de Bodega Otazu, impecable. Contamos una vez más con la inestimable colaboración de la agencia Patio y con el buen hacer de la estilista Lola Pérez Del Prado. Un agradecimiento especial para la aportación de la bailarina Irene Viladrich al fashion show.

¡Muchas gracias a todos!

Cosmology Isabel Zapardiez

Cosmology Isabel Zapardiez