La creación de una chaqueta homenaje para Arzak con motivo de su homenaje en San Sebastián Gastronomika ha sido un proyecto ilusionante de principio a fin. Creando esta chaqueta de chef especial he querido hacer un reconocimiento, desde mi terreno, a un referente universal y cercano, a quien admiro profundamente. Y he tenido la gran satisfacción de ver a Juan Mari estrenarla sobre el escenario.

El proyecto me ha permitido adentrarme en el mundo de las filipinas, que es como se llama en el ámbito profesional a esta prenda. Estudiar su diseño y su función para realizar una versión personalizada y única para el maestro.

Esta chaqueta tradicional está diseñada pensando en la funcionalidad a la hora de ejercer la profesión. Se confecciona habitualmente en algodón. Cuenta con una doble botonadura como protección frente a posibles quemaduras o salpicaduras y además se puede atar hacia el otro lado en caso de manchas para tener un aspecto pulcro en todo momento.

La chaqueta homenaje para Arzak está concebida como chaqueta de Gala o Alta Costura. Mantiene la esencia funcional de la filipina tradicional con la doble fila de botones, pero se diferencia en detalles singulares. Está confeccionada en seda natural y como novedad es totalmente reversible. De esta manera se puede dar la vuelta a la prenda y vestirla impecable. En las líneas se mantiene el cuello mao, pero las solapas son algo más rectas, lo que le da un estilo más marinero. Y en cada botón está grabada la marca Arzak junto con una palabra que le identifica: creativo, universal, artesano, maestro, genio, visionario, vasco, luchador, pionero y rompedor. 

Se ha realizado en sintonía con el espíritu de “El Rompedor de platos”, formando parte del homenaje que le hemos realizado un grupo de creadores guipuzcoanos.

¡Espero que la disfrutes Juan Mari, ha sido un honor!