Cuando la actividad diaria deja un hueco, disfruto imaginando novias. Son tantas las sensaciones que se reciben en el trato directo que aunque no sea consciente, hay muchos detalles que permanecen, a los que suelo volver sin proponérmelo.
Entonces imagino otras versiones de un vestido diseñado, recuerdo un gesto o una expresión de una cara, una actitud de una novia…y veo cuadros. Son cuadros de novias a veces casi imposibles, donde la imagen de la mujer es una actitud, donde su actitud es una pose estética.
A veces, estas visiones se convierten en realidad a través de la colaboración con profesionales y amigos, reinterpretando un vestido en una sesión fotográfica…son ocasiones en las que te identificas con la visión y el punto de vista de otros, hasta el punto que la haces tuya. Hoy quiero presentaros algunas de estas imágenes.
En ellas hay blanco, mar, viento, luz…y el centro de todo, una novia que es como una escultura.
¡ Espero que os resulten tan sugerentes como a mí ¡

IMG_3936b_web

.

IMG_3936_web

.

IMG_3738_web

.

IMG_3724b_web

.

IMG_3724_web

.

IMG_3530_web

.

IMG_3477b_web

.

IMG_3477_web

.

IMG_3313_web

.

IMG_1695_web

.

IMG_1693_web

.

IMG_1679_web

Fotografía: Gisli Hafsteinsson / Javier Villabeitia

Diseño: Isabel Zapardiez

Peluqueria: Inaki Sagarzazu

Maquillaje: Mariam Alvaro y Andrea Sagarzazu